¿Te encuentras en una situación legal compleja? ¿no tienes cómo pagar una asesoría jurídica o que un abogado te respalde en el litigio?  A continuación, te contamos cómo acceder al servicio de justicia gratuita.

¿Qué es la asistencia jurídica gratuita?

El derecho a la defensa o a un abogado, es un derecho fundamental consagrado en la constitución política bajo el artículo 119.  De este modo, se garantiza que toda aquella persona que precise los servicios de un abogado para resolver un litigio, podrá solicitarlo de manera gratuita, siempre y cuando demuestre no contar con los medios económicos necesarios para pagarlo.  Quienes lo soliciten en estos términos, también tendrán derecho a la exención de otras prestaciones consistentes en los gastos derivados de los procesos de peritaje, fianzas, honorarios y tasas judiciales.

La justicia gratuita, nombre que recibe este servicio público, es prestado en España por cerca de 46.000 abogados adscritos al Turno de Oficio, con el fin de que sus usuarios tengan acceso a la justicia bajo el principio de igualdad y el derecho a la tutela efectiva.  Algunos de los aspectos y garantías que contempla este servicio de asistencia jurídica gratuita son:

  • Asesoramiento y orientación previa al inicio del proceso
  • Asistencia de abogado al detenido
  • Defensa y representación gratuita por parte de abogado y procurador en procedimiento judicial
  • Emisión gratuita de anuncios o edictos que obligatoriamente deban ser publicados en medios oficiales a lo largo del proceso
  • Exención de tasas y depósitos judiciales para la interposición de recursos
  • Asistencia de peritos gratuita en los términos establecidos por la ley
  • Gestión gratuita de copias, testimonios, instrumentos y actas notariales
  • Exención hasta en un 80% de los aranceles correspondientes a algunas actuaciones notariales
  • Reducción hasta del 80% en derechos arancelarios relacionados con algunas actuaciones de los registros de la propiedad y mercantil.

¿Quién puede solicitar justicia gratuita?

El derecho a la justicia gratuita podrá ejercerlo todo aquel ciudadano(a) que, estando vinculado a cualquier tipo de proceso judicial, o tenga previsto iniciarlo, no cuente con el capital suficiente para contratar los servicios de un abogado. 

De igual manera, independiente de sus ingresos, también tendrán derecho los trabajadores y beneficiarios de la Seguridad Social (para defensa de derechos laborales), víctimas de violencia de género, terrorismo, trata de personas, menores de edad, personas con discapacidad psíquica en casos de abuso o maltrato, y los ciudadanos extranjeros en condición regular o irregular que demuestren insuficiencia de recursos.

Por último, también estarán consideradas las personas que, independientemente de sus recursos económicos, y a causa de un accidente, acrediten secuelas permanentes. Por ejemplo, todas aquellas que les impidan totalmente la realización de tareas asociadas a su ocupación laboral y/o profesional, y además requieran la ayuda de otras personas para ejecutar actividades esenciales de la vida diaria.  Esto, cuando el objeto del litigio tenga que ver con la reclamación de indemnización por los daños personales y morales sufridos en el evento.

Condiciones para acceder al servicio de justicia gratuita

En aquellos casos donde se deba certificar la insuficiencia de recursos económicos, las personas interesadas en obtener representación jurídica gratuita, deberán demostrar que sus ingresos brutos anuales, al computarlos con otros conceptos y los de la unidad familiar, no superan los umbrales establecidos por el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples):

  • Personas no integradas en ninguna unidad familiar: 13.896 €
  • Personas integradas en unidades familiares con menos de 4 miembros: 17.370,60 €
  • Personas integradas en unidades familiares con más de 4 miembros o condición de familia numerosa: 20.844,72€.

Otras condiciones están asociadas a que el proceso o litigio se desarrolle para la defensa de los derechos e intereses propios y que la pretensión o causa jurídica no sea indefendible.

 

¿Cuáles son los pasos para acceder a justicia gratuita?

Para acceder al servicio de justicia gratuita es preciso contactar con el Servicio de Orientación Jurídica (SOJ) del Colegio de Abogados del domicilio del solicitante.  Un consultor de este organismo deberá orientarle inicialmente en el tipo de documentos que debe aportar para demostrar la ausencia de recursos económicos, así como tramitar la solicitud del servicio y revisar la documentación aportada para facilitar la concesión del mismo.  Posteriormente, dicha solicitud se podrá adelantar por vía telemática o surtiendo el proceso presencial, ante el organismo público correspondiente. En cualquier caso, será el asesor(a) del colegio de abogados quien oriente y dirija la petición.

Las personas que no deben certificar ingresos insuficientes para acceder al servicio, como las mencionadas en el apartado anterior, simplemente deben dirigirse al SOJ del Colegio de Abogados más cercano y completar la solicitud sin aportación de documentación extra.

Otra vía alternativa, es a través del Juzgado del domicilio del solicitante o aquél juzgado donde se esté tramitando el proceso judicial, desde allí deberá remitirse la solicitud de justicia gratuita (por petición del interesado(a)) al Colegio de Abogados pertinente.

Por último, quienes accedan a este servicio tendrán entonces el derecho al nombramiento de un abogado de oficio en caso de necesitarlo, que se encargará de estudiar y respaldar su causa jurídica, así como defenderle ante jueces y tribunales.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?